Foto: La sesión especial fue en Ciudad Darío.
Cortesía: Henry Padilla.

Por: José Isaac Espinoza.

Un homenaje cargado de cultura realizó la Asamblea Nacional al insigne poeta Rubén Darío la mañana de ayer, cuando celebró una sesión frente a la casa natal del Príncipe de las Letras Castellanas para conmemorar el 150 aniversario del nacimiento de Darío.

La junta directiva en pleno del Poder Legislativo, presidida por el diputado Gustavo Porras, se acomodó en un espacio acondicionado frente a la casa donde nació el gran Rubén en Ciudad Darío.

Racimos de flores escoltaron la fotografía donde el poeta posa con el sombrero en su mano derecha, los guantes blancos en la izquierda y la espada en el cinto. Una representación en grande de esta imagen fue la principal ilustración del sitio ocupado por los legisladores para la sesión especial.

A la celebración de los diputados se unieron intelectuales, dirigentes del Instituto Nicaragüense de Cultura y pobladores de Ciudad Darío, padres y madres, que junto a sus hijos escucharon remembranzas de la obra Dariana y apreciaron presentaciones culturales de danza y declamación de poemas de Rubén Darío.

La diputada sandinista María Manuela Sacasa hizo una disertación en la que recordó que Darío “revolucionó la literatura, imprimiendo ideales del simbolismo y parnasianismo francés”, mientras la joven Johana Linday González, Musa Dariana 2017, declamó poemas de Darío y exhortó a los jóvenes a “estudiar a Darío profundamente”.

VISIONARIO

Por su parte, Gustavo Porras, presidente del Poder Legislativo señaló: “lo más importante de este acto especial, es la unidad de las familias y el deseo que le une de prosperar, el deseo de paz y de salir adelante”. “Rubén Darío fue un verdadero profeta y visionario, su obra sigue vigente en todo el mundo”, agregó.

La alcaldesa de Ciudad Darío, María Lesbia Treminio, destacó que Darío “fue un poeta de grandes ideales preocupado por la integración de los pueblos centroamericanos”.

Fray Domingo Gatti, sacerdote de la parroquia san Pedro, hizo la bendición de la ceremonia y parte de las presentaciones culturales fue el canto del corrido en honor a Rubén Darío.

LEER EL ARTÍCULO COMPLETO | Fuente: El Nuevo Diario