Foto: Sergio Ramírez, autor de libro sobre Rubén Darío y la cocina.
Cortesía: Melvin Vargas.

Por: Ulises Huete.

En sus viajes como reportero por diferentes países, Rubén Darío escribió sobre la comida como un fenómeno cultural, afirma Sergio Ramírez. “En eso él es un gourmet bien entrenado, tiene un gusto por la comida, ya no se diga por la bebida”, explica el escritor, quien acaba de publicar A la mesa con Rubén Darío, crónica que describe la dimensión gastronómica del poeta nicaragüense.

Durante la lectura de este libro se tiene la impresión de hojear un álbum de escenas que se yuxtaponen sin un orden cronológico lineal, pero guardando un sentido discreto. La mayoría de estas situaciones darianas tienen dos voces que se alternan y complementan: la voz de Ramírez y la de Darío. La voz de este último se escucha a través de fragmentos de sus escritos que se van citando a lo largo de la obra.

El libro presenta una galería de fotos e ilustraciones de la época en que Darío trabajó como cronista en Europa para el diario argentino La Nación. Este elemento gráfico contribuye a crear la atmósfera de los lugares, ambientes y costumbres que reporteó Darío. Con respecto al diseño de la obra, Ramírez menciona que “hay una correspondencia entre las ilustraciones y el libro”.

Esta obra es una crónica sobre el Darío comensal que se muestra en diferentes corresponsalías que escribió para La Nación. “Como Darío era un gran cronista, escribí una crónica sobre él y la cocina. El libro está compuesto de los gustos de Darío por la comida, de cómo es la cultura de comer.”

La obra parte del motivo de la comida, pero se abre a otros aspectos de la vida de Darío como su trabajo de redactor. “Darío no era un periodista de gabinete, sino que era un reportero de la vida diaria. Desde sus primeras crónicas de Chile, cuando a los 18 años su primer trabajo fue escribir crónica roja, cubriendo crímenes, robos, incendios, como reportero, para ganarse la vida”. Además, el libro hace constantes referencias a diferentes obras literarias donde también se alude a la comida, como en El Quijote de la Mancha.

A la mesa con Rubén Darío es un divertimento literario, un texto elaborado para deleitar. Ramírez expresa que ha escrito este libro “como un plato para comerse, adobándolo de  la manera más amena posible, no como un tratado aburrido, histórico, sino como algo que la gente pueda disfrutar y meterse en lo que es el sentido de la comida”. El libro incluye un menú de platos que mencionó el poeta en sus escritos y que Ramírez reconstruyó para presentarlos con sus recetas.

A la mesa con Rubén Darío se presentará hoy miércoles en El Centro Cultural Pablo Antonio Cuadra, a las 6:30 p.m.

Fuente: El Nuevo Diario