Por: Ministerio de Relaciones Exteriores y Movilidad Humana – Cancillería del Ecuador.

Al cumplirse cien años de la muerte del ilustre poeta universal y nicaragüense, Rubén Darío, la escritora y Embajadora del Ecuador en Nicaragua, Aminta Buenaño Rugel, participará en un Simposio Internacional que organiza el Instituto Cultural Rubén Darío de la Ciudad de León, del 16 al 21 de enero del 2016, con una conferencia titulada “Darío en el Ecuador de mi memoria”, donde narra la historia de las relaciones poéticas entre ambos países.

Anteriormente la Embajadora participó en el Encuentro Internacional Rubén Darío en el Centenario de su Muerte promovido por la Asamblea Nacional de Nicaragua.

Al evento también ha sido invitada la directora de la Academia Ecuatoriana de la Lengua, Susana Cordero de Espinoza, quien disertará sobre “Juan Montalvo en la mirada de Rubén Darío.” Ambas exponentes dictarán sus charlas el martes 19 de enero del 2016 en las instalaciones del Banco Central de Nicaragua, sede León.

La Embajada del Ecuador en Nicaragua se encuentra diseñando una serie de conferencias durante el año que ilustren las relaciones vivas y sólidas entre el laureado intelectual nicaragüense y su influencia entre intelectuales y público lector del Ecuador.

Rubén Darío, considerado “El príncipe de las letras castellanas y Padre del modernismo”, alcanzó con sus poesías una renovación del arte literario en español y entre sus logros más significativos está el haber conseguido la emancipación de las letras latinoamericanas de las viejas formas métricas de la literatura hispánica. En Nicaragua es considerado padre de la Patria y Héroe Nacional por tal motivo el Gobierno nicaragüense ha decretado honrar durante todo el año 2016 al Poeta de Nicaragua y del Mundo en todo su sistema educativo y en todas las instituciones del Estado centroamericano como máximo patrimonio artístico y cultural.

Ecuador se une para honrar al insigne vate que tuvo como sus epígonos a los grandes poetas ecuatorianos de la Generación Decapitada: Medardo Ángel Silva, Ernesto Noboa y Caamaño, Arturo Borja y Humberto Fierro; y como guía de sus primeras letras al destacado prosista ecuatoriano Juan Montalvo, a quien le dedicó Darío una epístola de quinientos versos saludando su genialidad, según informa la Embajadora del Ecuador en Nicaragua Aminta Buenaño.

 

LEER EL ARTÍCULO COMPLETO | Fuente: Ministerio de Relaciones Exteriores y Movilidad Humana