(Foto: Monumento a Rubén Darío. (Parque de Málaga).)

Por: Archivo Arturo y Adolfo Reyes Escritores de Málaga por Mª José Reyes Sánchez.

D. Cristóbal Cuevas, nuestro catedrático de referencia, sigue mostrándonos en su libro, evidencias sobre la pugna existente entre algunos literatos de finales del siglo XIX y principios del XX. Seguimos con Salvador Rueda, quién no sólo tuvo diferencias irreconciliables con algunos escritores y periodistas de su tierra, Málaga, sino también con otros escritores españoles e hispanoamericanos.

Si el último día era el director del periódico malagueño “El Cronista”, León y Serralvo, el que escribía sobre sus desavenencias con el escritor de Benaque, hoy será Rubén Darío, quién opinará sobre él.

Rueda quiso erigirse en el padre del Modernismo y ésto no gustó en absoluto al poeta nicaragüense, quien ha sido considerado por todos, sin ningún género de dudas, como el precursor de este nuevo estilo literario que surgió entre finales del siglo XIX y principios del XX.

Seguimos en el año 1901, y Arturo sigue sin mostrar signos de debilidad ante este tipo de críticas, que aunque negativas le hacían mantenerse en el candelero de la actualidad. Pensamos que aunque no se dejaba oír, se encontraba muy cómodo, ya que eran muchos los que lo defendían a ultranza …

“Creemos que lo jugoso del contenido de la cita precedente (“La de León y Serralvo del día anterior”), y su valor sintomático como muestra de las polémicas literarias de provincias a principios de siglo, disculpará su excesiva extensión y agresividad.

Por lo demás, la preeminencia de Arturo sobre Rueda en el campo poético tenía por entonces, no sólo en Málaga, sino en toda España, partidarios muy cualificados. Entre ellos, por su categoría artística y su magisterio incuestionable, destaca la opinión de Rubén Darío – aunque en su juicio quizá se note una cierta animadversión contra Rueda, por emulación en cuanto a la jefatura del movimiento modernista-, que por dos veces repite, en “Tierras solares”, su preferencia por la lírica del autor de “Desde el surco”:

“He conocido al poeta y novelista Arturo Reyes – comenta con el recuerdo de un contacto reciente-, el primero de los portaliras malagueños y bien amado de sus coterráneos…”, y añade unas páginas más adelante, citando ya a los demás poetas como testimonio de que la comparación se hace con plena consciencia:

“El sol da su brillo a la imaginación malagueña, su fuerza a la fecundidad malagueña, su singular encanto a la hembra malagueña… Los poetas malagueños Díaz de Escovar, que hace cantares oyendo el latir del corazón de su pueblo; Reyes, que lleva la primacía, ardoroso moro, y más que andaluz supermalagueño; Rueda, maestro en gay saber andaluz; Urbano, delicado; Sánchez Rodríguez, triste y melodioso; González Anaya, enamorado melancólico de su tierra; Fernández de los Reyes, que labra el verso sincero y vibrador; todos los portaliras malagueños son dignos de su raza solar. Son almas que sufren lejanos atavismos, de los cuales brota el canto como la rosa del rosal.”

Continuará…

LEER EL ARTÍCULO COMPLETO | Fuente: Archivo Arturo y Adolfo Reyes Escritores de Málaga