Por: Susana Pérez.
Asamblea Nacional de Nicaragua.

La obra comienza en el puerto de Marsella, en un barco con destino a Mallorca y termina en Palma, “las descripciones de los paisajes y entornos naturales son encantadores”. Escrita en 1913, cuenta la historia del personaje Benjamin Itaspes de origen latinoamericano y pasajero de aquel barco en un viaje de descanso, “en la que Rubén Darío refleja su propia persona”, según la doctora Isolda Rodríguez, experta daríana y quien asistió, este 22 de enero, al programa televisivo; “Conozcamos a Rubén Darío, en el Centenario de su Tránsito a la Inmortalidad”.

“El ilustre poeta manifiesta en forma autobiográfica, en esa obra, sus sentimientos, impresiones, preocupaciones, también en su lectura se perciben parte de sus temores, pesadumbres, así como alguna desesperanza”, relató la escritora nicaragüense.

En la narrativa, el padre de la poesía moderna en lengua española, rememora episodios de su infancia vivida en un país tropical, reflexiona sobre el sentido de la vida, la muerte, sobre Dios, la existencia del mal, los vicios que han minado su salud, al igual que el trágico destino de las y los artistas.

“Rubén Darío es un ser extraordinario, me llama mucho la atención los vocablos castellanos que utiliza en sus escritos, en sus cuentos, en sus narrativas, crónicas y ensayos, estoy segura que ha mandado a más de uno a consultar el diccionario”, dice entre risas la poeta al describir las cualidades del bardo nicaragüense.

Además de la novela “El Oro de Mallorca”, Rubén Darío, escribió en Mallorca (isla ubicada en España) la obra “La isla de Oro”.

El programa televisivo; “Conozcamos a Rubén Darío, en el Centenario de su Tránsito a la Inmortalidad”, es transmitido todos los viernes a las ocho de la mañana por el Canal Parlamentario y es conducido por el poeta Julio Valle Castillo.

 

LEER EL ARTÍCULO COMPLETO | Fuente: Asamblea Nacional de Nicaragua