Por: Daniela Evangelina Chazarreta.
(Universidad Nacional de La Plata – CONICET).

Orbis Tertius, 2011, XVI (17)
 

Espacios alternativos: poesía y sujeto poético en el “Coloquio de los centauros” de Rubén Darío

por Daniela Evangelina Chazarreta
(Universidad Nacional de La Plata – CONICET)

 

RESUMEN
En este artículo analizamos el “Coloquio de los centauros” de Rubén Darío dando cuenta de los diversos procesos de apropiación de la tradición vigentes en la literatura latinoamericana así como de lasoperaciones del modernismo hispanoamericano allí presentes que traducen la incorporación de América Latina a la modernidad.

 

Palabras clave: “Coloquio de los centauros” – modernidad – poética modernista – intertextualidad –sujeto poético

 

ABSTRACT  In this paper we analyze Rubén Darío’s “Coloquio de los centauros”, its processes of appropriation of tradition —prevailing in Latin American literature at the time— and the operations of Hispanicmodernism which translate the incorporation of Latin America into modernity.

 

Keywords: “Coloquio de los centauros” – modernity – modernist poetics – intertextuality – poetic subject .

 

I

 

Volver al “Coloquio de los centauros” de Rubén Darío¹ significa, una vez más, remitirnos alboceto de un retrato de artista, a la escultura del locus del poeta y de su proyecto creador. Poema fundamental del modernismo hispanoamericano (Sucre 1975: 35), despliega la propuesta poética de la primera edición de Prosas profanas, ícono de estaestética, —que se retomaría en “Las ánforas de Epicuro”, sección añadida en 1901— significando otra respuesta a una figura importante de los intelectuales citadinos, Paul Groussac, y ensayando rieles de un proto-campo intelectual en relación a la emergencia de una concepción de autonomía del arte (Colombi 2004: 62) y de un protocolo que el poeta modernista debería implementar para insertarse en él. Si bien recientes publicaciones sobre el poema se han detenido en el intertexto mítico y/o francés del fin desiècle y en la presencia del ocultismo de Schuré (Valle 1999; Sánchez 2000; Orringer 2002; BroekChávez 2006 y Echarte Cossío 2009),² desde el

¹ El poema pertenece a la primera edición de Prosas profanas (1896); en julio de ese mismo año habíaaparecido en La Biblioteca dirigida por Paul Groussac a quien Darío dedicara estos versos.
² Las fuentes, posibles y probados subtextos e intertextos pictóricos que pudo haber utilizado Darío sontratados, además, por Marasso (1934: 3-76), Maiorana (1957, passim), Henríquez Ureña (1954: 19-20),Faurie (1966: 29-69) y Durand (1969).

 

LEER EL ARTÍCULO COMPLETO | Fuente: Academia