Por: Emiliano Chamorro y Alejandra González.

Cientos de invitados asistieron a la Catedral de León este 6 de febrero para honrar los cien años de la muerte de Rubén Darío.

La actividad contó con la reunión histórica de gran parte de los descendientes del poeta. Entre los invitados se encontraban Rubén Darío Salgado y Rubén Darío Lacayo, nieto y bisnieto del poeta nicaragüense, respectivamente.

Aunque se esperaba que la Asamblea Nacional nombrara a Darío, Héroe Nacional, autoridades aseguraron que el nombramiento aún no se aprueba.

En el homenaje participaron miembros de la Junta Directiva de la Asamblea y diputados, el alcalde de León, Róger Gurdián Vijil, monseñor Bosco Vivas, obispo de la Diócesis de León y Chinandega y el poeta Julio Valle Castillo.

Los invitados de honor de la celebración del centenario de la muerte de Rubén Darío fueron sus descendientes Rubén Darío Salgado y Rubén Darío Lacayo, nieto y bisnieto del poeta.

Ambos aseguraron que a pesar de ser de dos ramas familiares distintas, siempre han estado en contacto porque los une la sangre del poeta que revolucionó la lengua castellana. Sin embargo, algunos miembros de ambas familias no habían tenido la oportunidad de reunirse.

Darío Lacayo afirmó que en su familia han continuado con la tradición de las letras. “Todos en línea hemos sido escritores. Rubén Darío Contreras era escritor, mi padre era escritor y mi hermana y yo somos escritores”, aseguró Darío Lacayo.

Mientras que Darío Salgado dijo que ser poeta le era complicado porque su abuelo sería la medida de comparación, sin embargo, no niega que el hecho de ser familiar del bardo nicaragüense significa mucho para él. “De alguna manera siempre me ha facilitado ciertas cosas. Hay cierto cariño y estima hacia mi persona”, aseguró Darío Salgado.

“Para nuestra familia es una disciplina diaria. Desde niño mi padre nos formó esa parte investigativa y creativa y no solo en castellano o Matemáticas”, aseguró Darío Lacayo.

NO SE LE DECLARÓ HÉROE NACIONAL

Pese a que la Asamblea Nacional realizó una sesión especial en el centenario del fallecimiento del Príncipe de las Letras Castellanas, fallecido el 6 de febrero de 1916, no se le declaró Héroe Nacional en la Catedral de León, donde los restos de Darío reposan al pie de la imagen del Apóstol Pablo.

Los diputados miembros de la Junta Directiva de la Asamblea Nacional, que encabeza el sandinista René Núñez, tras rememorar la vida, obra y muerte del poeta, depositaron una ofrenda floral en su tumba, con cantos entonados por la banda musical del Ejército de Nicaragua.

Monseñor Bosco Vivas Robelo, obispo de la Diócesis de León y Chinandega, en su invocación en honor a Rubén Darío, destacó la obra del máximo exponente del Modernismo.

“Queremos rendir(le) honor a un hombre que puso en alto a nuestra nación y al mundo cultural de la humanidad… Queremos rendir(le) honor también a un hombre que supo vencer adversidades; cruzar mares de tormentas, de contradicción, sin guardar rencores ni deseos de venganza en el corazón. Queremos recordar con admiración al cristiano que murió con el crucifijo en la mano y con Cristo en el corazón y en su mente”, expresó el prelado.

El orador principal de la sesión especial fue el escritor y estudioso dariano Julio Valle Castillo, quien durante su exposición expresó que Rubén Darío “es el genio que universalizó una cultura”.

“Hoy no conmemoramos la muerte de Darío. Hoy, cien años después estamos frente a un Darío inmortal. Un Darío vigente, un Darío que no es solo el fundador de un movimiento literario sino el fundador de una cultura que hoy es universal”, expresó Valle Castillo.

Durante la sesión especial de la Asamblea realizada en la Catedral de León en memoria del centenario de la
muerte del Padre del Modernismo, el presidente de la Asamblea Nacional, René Núñez, aseguró que Darío heredó una cultura literaria que el mundo hoy en día la valora por su calidad.

“Rubén es un orgullo de Nicaragua, pero también del mundo. Su obra es universal y debemos enorgullecernos de Rubén, es el máximo representante del Modernismo literario”, dijo con entusiasmo el titular del Parlamento Nacional.

APENAS EN COMISIÓN

El legislador expresó que el anteproyecto de ley para declarar a Rubén Darío como Héroe Nacional está en comisión y listo para ser dictaminada.

La diputada Maritza del Socorro Espinales, presidenta de la Comisión de Educación de la Asamblea Nacional, destacó los aportes de Darío y aseguró que el proyecto para declararlo Héroe Nacional avanza y podría estar listo en tres semanas.

Inauguran galería fotográfica

Luego de la sesión especial en la Catedral de Managua, los legisladores, en compañía de los descendientes del poeta, intelectuales e invitados especiales, recorrieron la principal avenida de León para dirigirse al Museo Archivo Rubén Darío, donde se inauguró una galería fotográfica donada por la Asamblea Nacional.

“Entregamos al Museo Archivo Rubén Darío cuatro vallas que contienen la exposición fúnebre de Rubén Darío hace cien años. Aquí en estas fotografías, los estudiantes y turistas podrán conocer a cabalidad cómo fue el entierro de nuestro máximo poeta”, expresó René Núñez, presidente de la Asamblea Nacional, al entregar la exposición a Mercedita Buitrago, directora del museo.

Durante la actividad en el Museo Archivo, representaciones de niños recitaron versos y poesías del Padre del Modernismo Literario.

 

LEER EL ARTÍCULO COMPLETO | Fuente: La Prensa 

Rubén Darío Salgado y Rubén Darío Lacayo, nieto y bisnieto de Rubén Darío, caminan junto al historiador Roberto Sánchez.
LAPRENSA/JADER FLORES.