Por: Kenneth Chávez.

La Biblioteca Nacional, ubicada en el Palacio de la Cultura en Managua, es considerada por críticos y estudiosos la primera escuela modernista del poeta universal Rubén Darío, fuente donde se nutrió de los clásicos, y se abrió puertas a la literatura de otros continentes.Darío trabajó en la Biblioteca Nacional entre 1884 y 1886. Hoy este colosal edificio de la vieja Managua, sobreviviente al terremoto de 1972, guarda en su interior la memoria bibliográfica del bardo y Príncipe de las Letras Castellanas.

La Sala Especializada Rubén Darío, cuenta con unos 4 mil 300 volúmenes (2 mil 200 títulos), bibliografía propia del Padre del Modernismo Hispánico en sus diversas ediciones y publicaciones.

El investigador Guillermo Flores, quien lleva una veintena de años a cargo de este archivo dariano, explicó que el mismo contiene una gran cantidad de material bibliográfico, hemerográfico y multimedia.

“En esta colección tenemos estudios, crítica, ensayo, biografía, homenajes a Rubén Darío. Tenemos obras de 51 escritores y poetas modernistas, entre centroamericanos, latinoamericanos y europeos”, refirió.

Flores destacó que dentro de esta sala especializada, se encuentran las Obras Príncipes de Darío, entre ellas Cantos de Vida y Esperanza, Azul, Prosas Profanas y El canto errante.

También cuenta con archivos sonoros, (entre ellos una entrevista a la compañera de Rubén, doña Francisca Sánchez, que data de 1899-1914; además de archivos fílmicos como la inauguración del monumento a Rubén Darío en 1933.

“Tenemos digitalizadas 232 fotos del poeta, las cuales son muy apreciadas por estudiantes de Secundaria, Primaria, intelectuales, y estudiosos de la vida y obra de Rubén Darío”, explicó.

En las salas de esta biblioteca, también se expone un archivo formado por más de 5 mil documentos custodiados por Francisca Sánchez, compañera del poeta a partir de 1899.

“En 1956 (Francisca Sánchez) decidió donarlo al Gobierno de España, antes de estar en Nicaragua, se ha conservado en el Seminario Archivo Rubén Darío en la Universidad Complutense de Madrid”, señaló.

La muestra itinerante, incluye facsímiles, fotografías, cartas, postales, manuscritos; documentos sonoros; libros de Rubén Darío en más de veinte idiomas; y una edición príncipe de Cantos de Vida y Esperanza (1905).

Actualmente la Sala Especializada Rubén Darío -con 32 años de fundación- se prepara para acoger unos 533 documentos fílmicos y digitalizados donados por el Gobierno de la República de Chile, país donde el poeta trabajó como periodista.

 

LEER EL ARTÍCULO COMPLETO | Fuente: El 19 Digital