Por: Günther Schmigalle.
Dariista Alemán, miembro correspondiente de la Academia Nicaragüense de la Lengua.

Edelberto Torres, en su célebre libro La dramática vida de Rubén Darío, afirma que a inicios de 1900, Darío, como corresponsal de La Nación, después de recibir la orden de trasladarse de Madrid a París para cubrir la Exposición Universal, visitó el santuario de Lourdes como peregrino.

Ya se sabe que al inicio, el gran biógrafo de Darío no ponía notas, pero en la quinta edición (1980), Torres indica su fuente: se trata de la crónica Diorama de Lourdes. Bernadette, que apareció, sin fecha de composición ni de publicación, en las Obras completas editadas por Ghiraldo (tomo VIII), y después en las Obras completas de la editorial Afrodisio Aguado (tomo IV). Este texto contiene algunos detalles que parecen indicar la presencia del autor en el lugar de los hechos, es decir la presencia de Darío en Lourdes.
Lourdes, se sabe, se encuentra en los Pirineos, a medio camino entre Madrid y París; Darío redactó su última crónica madrileña el 31 de marzo de 1900, y su primera crónica parisiense el 20 de abril de 1900. Tenía suficiente tiempo, pues, para visitar el santuario en abril de 1900.
Y la idea de que Darío fue a Lourdes para fortalecerse en la fe de sus antepasados, antes de enfrentarse a las tentaciones de París, entusiasmó a muchos dariistas, que se pusieron a repetirla incansablemente: “Parte para París haciendo una visita al santuario de Lourdes” (Valle-Castillo). “Parte para París y hace una visita al santuario de Lourdes” (nuevamente Valle-Castillo). “En 1900 estuvo el poeta en Lourdes y su impresión es positiva” (Montero).

“En el otoño viaja por Italia y con motivo del Año Santo visita al papa León XIII.
Estas experiencias, sumadas a su visita al santuario de la Virgen en Lourdes, lo conmueven profundamente” (Rossi de Fiori). “Visita el Santuario de Lourdes, en Francia” (Rivera Montealegre). “El 11 de febrero Darío está de rodillas. …¿Pedía quizás un milagro para dejar de beber?” (Guido), etc. Ninguno de estos autores examinó la fuente de la supuesta peregrinación de Darío.

 

LEER EL ARTÍCULO COMPLETO | Fuente: La Prensa de Nicaragua