Por: Antonio Fumagalli.

Conmemoración. Las autoridades de este departamento proyectan invertir C$5 millones en honor a una serie de actividades por el insigne poeta y esperan un incremento en el turismo.

Rubén Darío, el poeta nicaragüense más estimado, fue un hombre de viaje. El Salvador, Chile, Argentina, Francia, Reino Unido, España: en total visitó 22 países. Y eso en un tiempo –el fin de siglo XIX y principio del siglo XX– cuando viajar era costoso y peligroso. Darío fue un extranjero buena parte de su vida. ¿Cómo, entonces, se presenta León, la ciudad que vio crecer al gran poeta, ante un extranjero de hoy? Vamos a ensayarlo, faltando pocos días para conmemorarse el centenario de la muerte del panida.

Estamos a pocos kilómetros del centro de León y el tráfico se vuelve más denso. De golpe, asoma un arco a la izquierda de la carretera, donde están varios obreros laborando. Trabajan por las festividades del centenario de Darío, dicen. Por el momento no se ve ni un busto, ni una imagen del poeta. ¿Va estar todo listo para el 6 de febrero, el día de la muerte? “Jamaica”, responde un obrero y se ríe.

 

EL PROYECTO

Más tarde, Marlon Soza, concejal de León, explica que el sitio se llamará “Parque de la Cultura y la Dignidad”, en el cual habrá fuentes, bancas, andenes y varios bustos de intelectuales y héroes nacionales, como los poetas Edwin Castro Rodríguez y Antenor Sandino Hernández.

 

LEER EL ARTÍCULO COMPLETO | Fuente: Confidencial de Nicaragua