Foto: Rubén Darío.
Cortesía: ARCHIVO / END.

Por: Letzira Sevilla Bolaños.

Dos jóvenes escritores y críticos literarios presentarán ponencias sobre el conocimiento musical del poeta expuesto en “Sonatina” [ ꜛ ] y la relación de su obra con la pintura.

El Instituto Nicaragüense de Cultura Hispánica rendirá un homenaje a Rubén Darío por medio de dos ponencias de los jóvenes críticos nicaragüenses Roberto Carlos Pérez y Víctor Ruiz.

La obra dariana será abordada desde dos aristas claramente marcadas: la música y la pintura.

En el caso de Roberto Carlos Pérez, aplicará sus conocimientos como músico profesional a un análisis de uno de los poemas con mayor armonía: “Sonatina”. Mientras tanto, Ruiz nos conducirá por los senderos de la simbiosis entre pintura y literatura.

“Sonatina: La bella durmiente en el divertimento y la tertulia” es el título de la ponencia de Roberto Carlos Pérez.

“Por su frivolidad, el conocido poema “Sonatina” (1895) de Rubén Darío fue abiertamente despreciado a finales del siglo XIX por Leopoldo Alas Clarín y más adelante, durante la segunda década del siglo XX, las vanguardias hispanoamericanas rechazaron la estética modernista por razones más complejas, pero no muy lejanas a las que daba Clarín respecto a “Sonatina”. Incluso en los años sesenta, cuando escritores como Jorge Luis Borges, Octavio Paz y el entonces muy joven José Emilio Pacheco inician el rescate del Modernismo, el conocido crítico Ricardo Gullón, uno de los primeros en especializarse en Darío y el movimiento que le tocó liderar, ataca a “Sonatina” por su irrelevancia conceptual”, plantea Pérez.

Ante esta situación, su conferencia tiene como propósito hacer una revisión del poema a la luz de dos instancias culturales no tenidas en cuenta hasta ahora. En primer lugar, la consideración de la pieza literaria como parte de un pequeño corpus inscrito en el canon de la literatura infantil, tal como lo fueron otros poemas de Darío: “A Margarita Debayle” [ ꜛ ] y “El clavicordio de la abuela” [ ꜛ ]. Dicho canon emergió en Europa a mediados del siglo XIX con el ascenso de las burguesías vinculadas a la Revolución industrial. 

“En segundo lugar, revelaremos de qué modo Darío instrumentaliza su extraordinario conocimiento musical en “Sonatina”. Finalmente, mostraremos que el rechazo que se hizo y se sigue haciendo del poema, dadas su supuesta frivolidad y cursilería, ha ignorado las condiciones históricas en las que fue escrito, y por lo tanto, resultan dos aspectos fundamentales del desarrollo de la modernización en Occidente”, revela.

“Ekfrasis en la poesía de Rubén Darío” será presentada por Víctor Ruiz, quien busca rastrear la relación entre la pintura y la poética dariana.

“En el afán por construir el poema autosuficiente, el poeta modernista buscó la inspiración no solo en la realidad circundante sino también en el arte mismo (el arte por el arte). La música y la pintura se volvieron entonces hermanas inseparables de la poesía. El pintor era tan poeta como el poeta un gran pintor. La poesía aspiraba a la condición de la música en la que los signos no dicen, sino sugieren emociones por medio de los sentidos. La adjetivación modernista era entonces la palestra del poeta que pintaba con las palabras. La mayor parte de los poetas modernistas hicieron de la ekfrasis una de las figuras principales del arte poético”, concluye.

El evento iniciará a las 6:30 de la tarde y la entrada es gratuita.

 

Fuente: El Nuevo Diario