Por: Arnulfo Agüero.

El periodista Octavio Enríquez lamentó no se enseñé en las escuelas de periodismo al Rubén Darío cronista.

“He llegado a la conclusión que hay Darío para todos, pero en universidades y escuelas de periodismo no se enseña al cronista y solo nos hemos quedado con el poeta”, dijo el  periodista Octavio Enriquez durante el conversatorio con Francisco Javier Bautista Lara.

Ambos fueron invitados por la Embajada de México para dialogar sobre la edición, Rubén Darío, del símbolo a la realidad, una edición conmemorativa de la Real Academia Española (RAE), que promueve en diversos países de habla hispana.

“En Hispanoamérica se conoce  más al Darío poeta que al narrador”, añadió  Enriquez, quien instó a los nicaragüenses a rescatar valiosas sus crónicas del olvido y leerlas.

Precisamente sobre esto último libro, Enriquez comentó que “Darío fue un  gran renovador en el verso, pero lo fue en la prosa como lo desmostró en Tierras solares.

De su estilo dijo, fue un cronista muy observador, minucioso, y se refirió a unos de sus viajes  que hizo a España en 1903 y 1904.

“Una de esas crónicas es sobre Málaga, donde deslumbra por su oficio como periodista, él habla con mujeres, pescadores, poetas con sensibilidad marcada por su intuición, arte, y vasta cultura”, observa Enriquez.

“Escribo ala orilla del mar, sobre una terraza a donde llega el ruido de la espuma. A pesar de la estación, está alegre y claro el día, y el cielo limpio, de limpidez mineral, y el aire acariciador. Esta es la dulce Málaga, llamada la Bella, de donde son las famosas pasas, las famosas mujeres y el vino preferido para la consagración”. (Málaga, Tierras solares, 1904, Rubén Darío)

Darío también escribió otras crónicas pequeñas sobre Berlin, añadió el periodista quien en 2011 fue merecedor del Premio Ortega y Gasset por una serie de reportajes investigativos y crónicas periodísticas. Asimismo se refirió a escritos realista de Darío propio del oficio del periodista.

Por su parte Bautista Lara, autor del libro Último año de Darío, destacó la edición conmemorativa Rubén Darío, del símbolo a la realidad, como un abono oportuno que la Real Academia Española hace al publicarla en este centenario de la muerte del padre del Modernismo.

 

El periodista Octavio Enriquez y el escritor Francisco Bautista Lara, durante el conversatorio, sobre la edición, Rubén Darío, del símbolo a la realidad. LAPRENSA/CORTESÍA/EMBAJADA DE MÉXICO

El periodista Octavio Enriquez y el escritor Francisco Bautista Lara, durante el conversatorio, sobre la edición, Rubén Darío, del símbolo a la realidad. LAPRENSA/CORTESÍA/EMBAJADA DE MÉXICO

 

En este evento realizado en el auditorio de la Embajada de México estuvieron presentes, Miguel Díaz Reynoso, embajador de México, Alfredo Guzmán, director de la librería Literato, así estudiantes y público en general.

 

LEER EL ARTÍCULO COMPLETO | Fuente: La Prensa