En noviembre de 1907, El Imparcial publicó la reseña que Gómez de Baquero hizo de El Canto Errante de Darío que, en partes, dice:
“Cuando la polvareda de estos juicios apasionados se calme, quedará a la luz serena de la historia, más de la alabanza que de la censura. Pululan indudablemente, en la obra poética de Rubén Darío, las extravagancias, las imágenes contorsionadas, las asperezas y defectos de rima, pero el autor de “Prosas profanas” es un poeta en el más alto sentido, en el creador, creador de rimas, de sensaciones estéticas, de modos nuevos o renovados de versificador y de arrancar a las cosas su oculta y misteriosa poesía. Para los nuevos poetas de las Españas, a quienes dedica su último libro de versos: El Canto Errante es un precursor, un iniciador. Al cabo, fue él quien trajo las gallinas; quien implantó entre nosotros las nuevas modas poéticas”.

Referencia: El Nuevo Diario de Nicaragua

EDUARDO GÓMEZ DE BAQUERO

España (1866-1929), Periodista y Crítico Literario